Klematis
Currículom
Klematis
Tapas
Klematis
Ensaladas
Klematis
Marisco
Klematis
Revueltos
Klematis
Arroces
Klematis
Sopas
Klematis
Cremas
Klematis
V y Vegetales
Klematis
Pastas
Klematis
Pucheros
Klematis
Pollo
Klematis
Aves
Klematis
Cordero
Klematis
Ternera
Klematis
Cochino
Klematis
Pescados
Klematis
Postres
Caza
Klematis
Masas
Klematis
Salsas
Klematis
Thermomix
Klematis
Fotos
Klematis
Trucos

lunes, 24 de diciembre de 2012

Albóndigas de cordero a la menta





Albóndigas de cordero a la menta

Tiempo en Thermomix:
26 mino 5 Segú.
Tiempo total: 1 h.
Ingredientes
Para 40 unidades:
Albóndigas
250 g de carne de cordero  (En trozos pequeños)
250 g de carne de ternera,
(En trozos pequeños)
2 diente de ajo
2 cucharadita de jengibre
1 cucharadita de canela
10 g de cilantro, (sólo las hojas)
10 g de menta, (sólo las hojas)
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de sal
Zumo de una lima o limón
1 huevo
1 rebanada de pan de molde,
(Previamente remojado en leche)
Salsa
50 g de caramelo líquido
20 g de salsa de saja
50 g de bebida de cola
Para rebozar
100 g de semillas de sésamo

Preparación
Ponga la carne de cordero en el vaso y píquela
Programando 20 segundos, velocidad progresiva 5
10. Retire del vaso y reserve.
•Repita la operación con la carne de ternera.
Retire del vaso y reserve.
 Ponga en el vaso el ajo, el jengibre, la canela, el cilantro, la menta, el azúcar y la sal y el limón  y
Programe 10 segundos, velocidad 5.
Añada las carnes reservadas, el huevo y el pan de molde y
Mezcle 15 segundos velocidad 4.

Retire la mezcla del vaso y déjela macerar por lo menos 1 hora.
Forme las albondiguillas y cuézalas en el recipiente Varona.
Ponga 500 g de agua en el vaso y
Programe 25 minutos, temperatura Varona, velocidad 1.
(Si lo prefiere puede freír las albóndigas en abundante aceite caliente).
 Mezcle en un cuenco los ingredientes de la salsa, bañe las albondiguillas con la misma y rebócelas con las semillas de sésamo. Inserte una hoja de menta y una albondiguilla en un palillo de brocheta y colóquelas en una fuente de servir.


"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca."